Depilación láser o depilación con manopla

Cuando se trata de métodos de depilación, los hay de todo tipo. Los indoloros y los que hacen sufrir, los que eliminan el pelo rápido y los que requieren más tiempo. Están los que ofrecen resultados a corto plazo y los que quitan el vello casi de forma definitiva. Si hablamos de resultados permanentes, hablamos de la depilación láser. Esta técnica tan difundida en los centros de estética se complementa muy bien con la depilación con manopla. Ya verás por qué.

Ambos métodos se concentran en eliminar el pelo sin arrancarlo. Se deshacen del vello molestando la raíz e impidiendo su crecimiento normal. La depilación láser y la depilación con manopla son ideales para tener una piel libre de vello y cuidada. Veamos sus diferencias.

Depilación láser

Aunque existen distintos tipos de láser, el funcionamiento general es siempre el mismo: la depilación láser detecta los pigmentos del vello y, con cierta intensidad y longitud de onda, destruye el bulbo piloso. Así, no vuelve a crecer.

En realidad, la depilación láser no es definitiva, pero sí es la que ofrece mejores resultados a largo plazo, en tanto garantiza que buena parte del pelo eliminado no vuelva a crecer. Al cabo de unos años, sin embargo, es probable que algunos pelitos vuelvan a aparecer más débiles. También puede pasar que haya vellos muy finos que la láser no ha podido eliminar.

Depilación con manopla

A diferencia del láser, la depilación con manopla Silnatur ofrece una acción más acorde con el cuerpo. Se trata de un método que hace un desgaste más natural y que se encuentra en nuestras vidas y la naturaleza. Los masajes con la manopla depilatoria eliminan el vello por fricción y calor. Esto genera una erosión del pelo que ya se provoca con el roce al exterior en la vida diaria. La depilación con manopla lo que hace es acelerar este proceso.

Sí tenemos que decir que la depilación con manopla no es tan radical como la depilación láser. Sin embargo, la manopla, al ofrecer una solución indolora y que cuida la piel, se ha convertido en un producto de uso muy habitual en las clínicas de estética para eliminar el vello durante y después de la depilación láser.

Manopla depilatoria para los pelitos de la láser

La depilación con manopla es una gran aliada de la depilación láser durante el tratamiento. La láser puede llevar meses, pues las sesiones son espaciadas. Durante ese tiempo no se puede depilar con métodos que arrancan el vello de raíz. ¿El motivo? Para poder deshacerse del vello, la depilación láser necesita que cada pelo esté en contacto con su raíz, pues allí está el vaso que genera el crecimiento del pelo. Al depilar con métodos que arrancan el pelo, quedarán vellos en fase de crecimiento que no llegarán a estar en contacto con el láser y no será posible eliminarlos.

Por esta razón, la cera, las pinzas o la depiladora eléctrica quedan descartadas. Las opciones se reducen y la cuchilla aparece como única solución posible. El problema es que sus resultados duran muy poco tiempo y la piel queda seca. Además, si bien sirve para las piernas o las axilas, no se puede usar en el rostro.

Aquí es cuando la depilación con manopla se convierte en la mejor aliada de la depilación láser. Con un suave masaje circular (dos o tres pasadas hacia la derecha y lo mismo hacia la izquierda), la manopla depilatoria elimina el vello sin dolor y cuidando la piel. No necesitas agua, jabón ni electricidad: solo tener la piel limpia, seca y sin cremas.

Otra ventaja de la depilación con manopla es que sirve para todo el cuerpo, incluido el rostro. Si estás haciendo un tratamiento de depilación láser, tu piel quedará perfecta entre sesiones. La manopla depilatoria no solo quita el vello, también realiza una exfoliación de la piel que retira las células muertas.

¿Por qué usar la manopla Silnatur después de la láser?

Si ya te has hecho la depilación láser y te han empezado a aparecer algunos pelitos finos y débiles… ¿qué hacer con ellos? Muchas clínicas estéticas dedicadas a la depilación láser recomiendan la manopla Silnatur para eliminar estos pelitos que la láser no ha podido quitar. Realizar la depilación con manopla de forma regular no solo quita el vello sino que va debilitando su crecimiento.

Pues claro que existen la cera, la depiladora eléctrica y la cuchilla… pero, ¿por qué las clínicas de estéticas prefieren la depilación con manopla? Al ser un método natural, cuida la piel. Primero, porque mientras depila exfolia. Segundo, porque evita que la piel sufra. Con la depilación con manopla, tu piel no padece tirones ni agresiones, y tampoco la expones al calor.

El proceso de depilación con manopla, además, es agradable. El masaje elimina el pelo y deja tu piel sana, cuidada y sin irritaciones. Es ideal para pieles sensibles, ya que la manopla Silnatur está testada bajo control dermatológico. No causa alergias y tampoco genera efectos toxicológicos de inhalado, tragados ni al contacto con los ojos y la piel.

Por otra parte, la manopla es ideal para mantener el depilado. No hace falta esperar a que el vello esté largo para poder usarla. La depilación con manopla te permite coger el pelo incipiente. De hecho, si los haces cuando el vello recién empieza a crecer, el proceso es más rápido y efectivo.

Con el uso de la manopla de depilación natural Silnatur, sentirás tu piel suave y sana. Súmala a tu rutina y verás los resultados.

2019-01-21T13:35:36+01:00

Leave A Comment