Depilación de las ingles

Seguimos con las zonas más delicadas de la depilación y sin duda las ingles son una de las más difíciles.

Como decíamos con las axilas, los recovecos dificultan mucho la tarea y en el caso de las ingles al ser una zona más húmeda y con zonas más delicadas a tener en cuenta… la cosa se complica bastante.

La primera particularidad de las ingles es que es la única zona del cuerpo donde decidimos cuanto queremos depilarnos. En todo el resto del cuerpo eliminamos todo el vello siempre, pero las ingles tienen cierta versatilidad por gustos, modas o higiene.

Hay que tener en cuenta que el vello de la zona genital tiene la función de proteger de las agresiones externas, y de evitar las infecciones.

A partir de aquí cada uno decide cuanto quiere eliminar. Todo, dejar una línea, un triangulo… En lo que sí está de acuerdo todo el mundo es en eliminar el vello que se queda fuera de la línea del biquini.

En esta zona tenemos el pliegue de las piernas con el cuerpo, y como siempre debemos tener especial cuidado usemos el método que usemos.

Estirar la piel al máximo.

¿Requiere de un poco de contorsionismo? Pues quizá un poco. Abrir bien las piernas y estirar la piel todo lo que se pueda, para depilar con el máximo de cuidado.

Con el vello corto

Uses el método que uses, será mejor con el vello corto. Evitarás tirones, y la depilación será más efectiva.

Hidratar

Como siempre después de depilar hay que hidratar, con aceites naturales a ser posible, o con crema hidratante. Con la hidratación evitarás problemas como la irritación, los granitos y el vello enquistado.

2016-03-30T10:41:19+00:00